Download La masacre de El Salado: Esa guerra no era nuestra by Grupo de Memoria Historica - CNRR PDF

By Grupo de Memoria Historica - CNRR

Show description

By Grupo de Memoria Historica - CNRR

Show description

Read or Download La masacre de El Salado: Esa guerra no era nuestra PDF

Best spanish books

Additional info for La masacre de El Salado: Esa guerra no era nuestra

Sample text

42 Testimonio # 2, cit. Declaración rendida por la víctima en Barranquilla el 4 de marzo de 2000. Fuente: Expediente Penal No 721 de 2000 43 41 Esos manes cogían los televisores, los dañaban, eso el poco fotos que tiraban donde encontraban fotos las dejaban regadas, esa gente hicieron aquí hasta para vender, aquí no hubo una casa que no saquearan, aquí todas las saqueaban44 Entré a mi casa… todo está tirado, no se me soltó ni una lágrima […] Cuando llegué a mi casa me encontré que habían matado a mi gallo45 El fin de la masacre el día 18 de febrero sólo sobrevino cuando uno de los victimarios recibió en su radio de comunicaciones la orden de parar la masacre, con el énfasis de que habían matado mucha gente inocente.

46 Declaración rendida por Gloria Martínez en San Juan de Nepomuceno el 2 de marzo de 2002. Fuente: Expediente Penal No 721 de 2000 45 Luego se encontraron con dos jóvenes que venían a caballo. Se trataba de Edgar y Ornedis Cohen, quienes habían salido en busca de unos animales que se habían perdido después de la masacre. Edgar y Ornedis tenían respectivamente 16 y 18 años. Según los protocolos de necropsia practicados por el CTI, ambos fueron baleados. Y, finalmente, se dirigieron a la vereda El Balguero, donde asesinaron a Eliseo Torres y su hijo Eduardo Torres, que habían salido del pueblo a recoger un maíz.

Los sobrevivientes y los victimarios coinciden en que una de las víctimas estaba embarazada, pero no se ponen de acuerdo si era Neivis Arrieta o Nayibe Osorio 38 Testimonio # 27, cit. 39 Montes. Los victimarios ponen el énfasis en Neivis Arrieta, mientras que los sobrevivientes lo hacen en Nayibe Montes Osorio. Ahí cogieron una hija del Chami Arrieta, esa muchacha la sacaron de allá de la fila de la Iglesia y por aquí en frente habían dos palos grandes y frondosos, esa muchacha sí tuvo una muerte también horrible, esa muchacha la acostaron boca abajo, entonces vino ese tipo y se le montó en la espalda, se le sentó en la espalda y la cogió por la cabeza y la jaló duro para atrás, la jaló duro, la estranguló y la desnucó, después de haberla desnucado, buscó unos palitos pequeños, le alzó la pollera, se la quitó y le metió unos palitos por el pan, a esa la encontraron así39 Después se acercaron a Francisca Cabrera de Paternina, una mujer de 40 años, a quien golpearon con un palo en el vientre; ella forcejeó con los victimarios cuando éstos la sacaban a la fuerza, y después recibió varias puñaladas.

Download PDF sample

Rated 4.50 of 5 – based on 23 votes